Mi iPhone, las empresas de mi entorno y yo


Desde hace una semana, vivo inmersa en un mundo virtual. No, no me he convertido en un  hikikomori enganchada al PC, ni me he comprado unas gafas 3D. Me han regalado un iPhone.

iPhone

iPhone

Este post no es para hablar de sus virtudes y defectos (que también tiene; pocos, pero alguno tiene). Es una reflexión sobre el futuro, y cómo muchas empresas van a desaparecer, no por la crisis ni nada de eso, sino porque, literalmente, van a esfumarse del mapa.

Para que nadie piense que el iPhone me ha recalentado el cerebro y digo cosas incoherentes, me explico: Estos (y otros de otras marcas, claro) dispositivos móviles inteligentes, con conexión permanente a Internet, ofrecen la posibilidad de mezclar realidad “real” y realidad “virtual”, en lo que se conoce como “Realidad aumentada“. De manera muy simplificada, esta tecnología consiste en sobreimpresionar información “virtual” sobre imágenes “reales” captadas por estos dispositivos.

Un ejemplo: Voy andando por Madrid o Barcelona, saco mi iPhone, arranco el programita (que vale 1,79 € y se descarga rápidamente, nada de descargar a un PC y luego traspasarlo) y me dice qué estaciones de metro tengo más cerca.

Este tipo de aplicaciones se están desarrollando, pero ya existen otras muchas (gratis) que unen información geoposicional real con información virtual. Una de ellas es “AroundMe“.

Supongamos el caso de un turista que viene a visitar el occidente de Asturias y tengo esa aplicación en mi iPhone (o una similar en mi pda con Android). Un turista con hambre, para más señas, que está visitando una playa y no tiene a la vista ningún sitio dónde comer.

Arranca el programita y selecciona “restaurantes”. El dispositivo detecta dónde está, y le muestra una lista de los restaurantes más cercanos dados de alta en Google Maps. Y allá que se van, el turista hambriento y toda su tropa.

Si ejecuto desde la ubicación del SAT esa aplicación, no sale ni el 5% de los restaurantes que tengo cerca. Desaparecen del mapa, por lo que el turista hambriento se irá a otro sitio, pensando además “pues si que hay pocos restaurantes aquí”.

Sinceramente, creo que el futuro está en estos dispositivos móviles y la realidad aumentada, y que, quien no tenga su negocio (restaurante, hotel, taller, médico, zapatero, tienda de ropa…) en la Red lo tiene complicado, ya que será invisible para todos aquellos que usen su “sexto sentido tecnológico” para buscar información.

Teniendo en cuenta que geoposicionar un negocio en Google Maps es gratis…. el que desaparezca será porque quiera.

Tema aparte son las miles de aplicaciones para iPhone/Android, la mayoría de ellas gratis o a un precio menor de 5 €, que muchas empresas desarrollan para dar un servicio innovador a su clientela y reforzar su imagen de marca. Y, una vez más, no hablo de grandes empresas, sino de pymes o micropymes que ven una oportunidad y la aprovechan: hacer pedidos de comida a domicilio, guías de primeros auxilios para mascotas, test de autoescuelas,….

Esta entrada fue publicada en Aplicaciones, innovación, marketing online, TIC y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi iPhone, las empresas de mi entorno y yo

  1. Juan Manuel dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo. Aunque faltan muchos años para que eso suceda.
    Si que es cierto que la gente “de fuera” se guiará por este tipo de información, pero ¿qué porcentaje de los beneficios supone esa gente “de fuera”? Aunque la inversión requerida sea cero o prácticamente cero, los empresarios no se pondrán las pilas hasta que tengan una razón de peso para ello. “Total, pa cuatro gaviotos que van venir comer…”
    Lástima que cuando quieran hacerlo, los gaviotos se habrán ido y ya será demasiado tarde…

  2. Fran Rojo dijo:

    Benditos dispositivos móviles siempre online y benditas oportunidades para “nuestras” empresas para darse visibilidad de forma gratuita a través de múltiples herramientas de la web 2.0.

    Me gusta lo del sexto sentido tecnológico aunque estos dispositivos (al contrario que el niño de la película de Shyamalan) no pueden ver muertos… muertos tecnológicos claro🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s