Los libros de las fiestas


De la mano del otoño llegan las últimas fiestas “de prao”.

No sé cómo funciona en el resto del mundo, pero aquí estas fiestas perviven gracias al empeño de las “comisiones de fiestas”, que trabajan durante todo el año para organizar chorizadas, churrascos, verbenas y romerías, intentando, con más o menos éxito, que todos los vecinos y turistas disfruten del fruto de su esfuerzo.

Uno de los mecanismos para obtener dinero es editar un “libro de fiestas” en el que se incluyen, además del programa de actos, poesías, fotos antiguas, relatos cortos, dedicatorias y muchos, muchos, muchos espacios para publicitar empresas de la zona.

Estos días ha caido en mis manos uno de esos libros, no diré de dónde, y, quizá por deformación profesional, empecé a fijarme en los anuncios.

Lo primero que me llamó la atención fue que, de las aproximadamente 80 empresas que aparecían, sólo cinco ponían su correo electrónico. Páginas web había dos.

Conozco a la mayoría de las empresas, y sé a ciencia cierta que casi todas tienen correo electrónico, y, desde luego, más de dos tienen web. Entonces… ¿Por qué extraño motivo no figuraba en el anuncio?

Pensando, pensando, llego a las siguientes conclusiones:

  • Tienen correo electrónico pero no lo utilizan de manera habitual como forma de contacto con los clientes.
  • Tienen página web, pero no consideran que sea un buen escaparate de su actividad.

Desde mi tecnofílico punto de vista (el término suena raro, pero todo es proponérselo a la RAE: tecnofobia y tecnofilia),  no incluir en la publicidad de la empresa la dirección web y el correo electrónico, si se tienen, es como tener una puerta enorme de acceso a la empresa pero atender a los clientes por un ventanuco.

Un ejemplo:

CASO A: En el libro veo un anuncio de una empresa cuyos servicios me interesan. Tiene página web y correo electrónico. Abro mi pc, voy a su página, la miro, veo los servicios que ofrecen (que son más de los que ponía el anuncio) y cierro porque de momento no lo necesito.

CASO B: En el libro veo un anuncio de una empresa cuyos servicios me interesan. Como de momento no lo necesito, me apunto el teléfono en un papel y anoto mentalmente no tirar el libro por si pierdo el papel.

Pasan las semanas y decido hacer la obra/compra o lo que sea.

CASO A: Me acuerdo (más o menos) del nombre de la empresa y de la dirección de su web, así que busco en Internet, la encuentro y les llamo/escribo.

CASO B: Obviamente he perdido el papel, y a saber dónde he metido el libro. Me acuerdo (más o menos) del nombre de la empresa, busco en Internet pero no la encuentro. Eso si, encuentro otra empresa que hace lo mismo, así que contacto con ellos.

Este ejemplo es una exageración. Obviamente, podría haber apuntado el teléfono en una agenda (o no haber perdido el libro), o que al buscar la empresa B en Internet sus datos aparecieran.

Pero estaréis conmigo en que es más sencillo acordarse de algo como info@empresa.es o http://www.empresa.es que de nueve números. Al menos para mi lo es.

Asi que desde aquí invito a las comisiones de fiestas a que, en el formulario que llevan a las empresas para ir a ofrecerles los anuncios, incluyan el email y la web como datos obligatorios, para los que lo tengan, y, de paso, les digan a los que no tienen “¿cómo no vas tener mail ho? ¿ni web? tas desfasao del todo”.

Esta entrada fue publicada en marketing online, TIC y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los libros de las fiestas

  1. Fran Rojo dijo:

    Voy a subite la cláusula de rescisión!!

    Gran post Bea. Toy 100% de acuerdo contigo y alguna vez discutí este tema. ¿Sabes quien tiene la llave para solucionar esto? El/la de la imprenta. Apostamos algo a que ni siquiera la imprenta de ese programa que mencionas pone su sitio web (si es que lo tiene)?🙂

    Yo también tengo esa deformación profesional (y tecnofílica) de revisar los anuncios de los programas de fiestas… y son muuuuuuy diferentes dependiendo quien los imprime aún saliendo las mismas empresas patrocinadoras.

    Habrá que e-vangelizar (con permiso del futuro papá) a las empresas de artes gráficas🙂

  2. Kika dijo:

    Este post me recuerda que tengo que darle un tirón de orejas a alguien. Alguien que dedico un invierno a crear un blog, una web, un correo electrónico corporativo, etc… para una organización.

    En agosto son las fiestas de mi pueblo, aquí también hay montañas🙂. Entro por la carretera general y me encuentro todo lleno de las típicas banderitas y también colgaban enormes carteles promocionales. Entre estos carteles está el de esta empresa, era de los más grandes y llamativos, pero el correo electrónico y la web se habían volatilizado, os prometo que me cabreé😦

    Parece claro que esta tendencia del ‘tar desfasao del todo’ y pasar de incluir el correo electrónico o la web está peligrosamente extendida….aunque también creo que la responsabilidad última recae en el empresario/a que debe poner en valor su web y email o la guerra estará perdida.

    Me encanto el post Bea🙂

  3. e-vangelista dijo:

    a e-vangelizar se ha dicho. Ademas a la gente de los pueblos prestanos estes coses modernes. Pon ahí el imeil y la gueb hoooooo que pa eso la tengo.🙂

  4. Vane-Allande dijo:

    No podría estar mas de acuerdo contigo, está claro que queda mucho por hacer tanto a nivel de empresa como de usuario “de calle”, mucha gente no se da cuenta de la importancia de las nuevas tecnologías y de todos los beneficios que les puede aportar Internet… el otro día me comentaba una señora, que vino por el tema de las becas (tiene que tramitarse a través de Internet) que se sentía igual que la gente antes cuando no sabía ni leer ni escribir porque no tenía ni idea de Internet….

    Un gran post Bea…

    Un abrazo a los dos

    PD: Fran ya tardas en subir esa cláusula.

  5. Beatriz dijo:

    Muchas gracias por vuestros comentarios, me alegro de que os haya gustado.

    Muy bueno eso que dice Vane de la señora que como no sabe internet se siente como si no supiera leer ni escribir, eso es porque lo considera importante y necesario, asi que es buen síntoma ¿no? Teniendo ganas de aprender… no hay nada imposible.

    Fran, sube la clausula todo lo que quieras, como no voy a irme… tanto da🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s