Dime con quien andas y…


ADVERTENCIA: Este post no habla de tecnología, ni de empresas pero tiene que estar aquí sin duda ninguna. Quien busque algo profesional no lo hallará hoy en el blog pero os invito a que lo sigáis leyendo…

Hace apenas tres años y medio no os conocía (no vale haber coincidido en una boda hace 13 años ni recordame con la chupa vaquera y mi físico desgarbado con 70 kilos del instituto), me refiero a que no habíamos hablado, ni tan siquiera tomado un café y hoy, con el cuerpo aún dolorido (no se porqué) y el hígado pidiendo clemencia solo puedo daros mil gracias por el MARAVILLOSO fin de semana que me habéis regalado pelgares!!

Venga sí voy a ir por orden, para quien no lo sepa, tendré que contaros desde el principio para contextualizar un poco: el 22 de agosto… ME CASO! Por fin a mis 33 años y el firme convencimiento de haber encontrado en Ana a la persona que me entiende, soporta y comparte conmigo forma de ver y entender la vida hemos decidido darle formalidad a más de dos años de convivencia y pasar por la vicaría (sí, por la vicaría, había dicho antes que Ana me entiende y soporta, no?)

Y claro como estas celebraciones no ocurren todos los días llega la perfecta excusa para juntarse con compañeros, conocidos, más y menos allegados y AMIGOS para celebrar, comer, beber y pasarlo bien. Este fin de semana tocó salir con la gente con la que comparto lugar de trabajo en el Centro de Empresas Obanca de Cangas y la fiesta fue genial.

– “El sábado a las 11 de la mañana te pasamos a recoger así que a ver lo que haces el viernes”… hice poco caso la verdad porque tocó subir a Santarbás y luego pasarse por la presentación de los nuevos vinos de Viñedos Obanca y uno que es muy cumplido y “nunca le hace ascos a la última copa ni al próximo bar” como rezaba Sabina acabó con 6 amigos cenando en la Bodega de Eduardito dando buena cuenta de ese vino en un cachu al estilo tradicional cangués que mezclado cual alquimista por el gran (no de estatura) Eduardito hace temblar al más autóctono.

-“metes una muda limpia en la mochila que te toca dormir fuera” bueno vale! y a las 11 como un clavo pasaron a recogerme y tiramos camín de Leitariegos “ye que voy a dar vuelta a la chabola de Vallao pero realmente tiramos pa la playa” dijo Noelia a la que injustamente tacharon Raikkonen y compañía de ir en segunda corta con el Willy’s. Estábamos todos, bueno parafraseando de nuevo al gran Sabina “estamos todos menos tú” ese tú es Montse que se tuvo que quedar porque dos hijos pequeños no entienden todavía de la importancia de las despedidas de soltero… tiempo al tiempo, te echamos de menos.

Así pues en Vallao hubo el primer reagrupamiento, miramos a los chupitos de mil variedades que estaban en la estantería pero fuimos sensatos y empezamos con “un quinto” y me enfundaron una camiseta muy elaborada con los nombres de todos y la capilla del Carmen por delante y el himno por detrás… “Al pie de cien montañasssssssssss” La de ellas/os en negro y la mía… ROJO.

Despedida Rojo

Segunda parada los cars (que diría Maxi) de Villablino y luego pa Valdevimbre a comer a la Cueva del Cura… bufffffffff. La comida se alargó y nos saciamos comiendo y bebiendo vino (D.O. Tierra de León). Después de la comida llegó el momento regalos y un discurso fracasado porque me dejasteis sin palabras (de ahí la promesa de escribir algo hoy… y ahí está).

La de cosas que existen y que desconocía para innovar en el sexo… aunque he de deciros que uno que sólo comparte con Max Mosley una afición y es la fórmula 1, tiene serias dudas que ese artilugio rosa haya pasado un control sanitario riguroso y por tanto pueda utilizarse. A Ana lo que más le gustó fue el regalo común, no cuento más pero no era necesario en absoluto que os gastarais ese montón de “cuartos”, a mi me hicisteis verdaderamente feliz con algo mucho más barato, el pack Carmen, a saber, una hortensia (aunque no fuera robada del Cascarín), una botella de cocacola cortada por la mitad y usada como cáliz y un guante de inseminar… no, no tratéis de entenderlo quienes no me hayáis visto nunca “en estado puro”

Luego León, fiesta y como dice Kiko en el anuncio “de todo menos agua” o era caspa… de eso tampoco hubo… muchas gracias gente

Ehhh… alguien quería que contara lo de la noche? Pues no, ahí empieza el secreto de sumario, desde aquí mi agradecimiento a todas (incluiros en el femenino plural porque era lo más abundante chavales) y una a una a: Alicia, Eva, Geli, Héctor, Marina, Maxi, Montse, Noelia, Olga, Silvia, Susana y Verónica. Da gusto venir a trabajar cuando sabes que la gente es comos sois vosotras.

Quizá me haya quedado algo excesivamente largo para escribirlo en el blog, lo siento pero tenía que ponerlo, no le daré más vueltas que me pongo ñoño… Dime con quien andas y … y te diré que eres un tío muy afortunado por tener esos AMIGOS.

GRACIAS, PELGARADA!!

Acerca de Fran Rojo

https://franrojo.es/franrojo/
Esta entrada fue publicada en Centro de Empresas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Dime con quien andas y…

  1. Vany dijo:

    Qué grandes! Un saludín a todo el Centro de Empresas de Obanca!😀

  2. kulila dijo:

    Hola!!! No tienes que agradecer nada, de nada. Lo hemos hecho con toda la ilusión y, sobre todo, para pasarlo genial!! y creo que lo conseguimos. Gracias a ti!!!

    Saludos a Vany.

    Besines.

  3. Yolanda dijo:

    Si tienes esas amistades… será porque te lo mereces chabal!!!!
    Besinos, pa tí y pa Ana.

  4. Yolanda dijo:

    Ups, chaval, quería decir… se me coló el dedu y no me dí cuenta. Perdón, perdón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s